Guardianes del Territorio

Planteamos que en Cumaral y en el piedemonte llanero no existe un horizonte claro de posibilidades para que los jóvenes se realicen en proyectos de vida dignos de sus expectativas más profundas y en congruencia con las potencialidades del territorio. El modelo que nos rige pero que sustentamos entre todos, convierte la vida en algo irrisorio y a la cotidianidad en tedio. Desencantados del mundo, el sistema nos usa y nos abusa para explotar la tierra.

Se hace entonces imprescindible crear espacios para que estos jóvenes proyecten sus facultades de la mejor manera como líderes de la comunidad,

como gente que hace la diferencia, que impulsa alternativas de vida y que cumple funciones trascendentalmente útiles para el territorio, aterrizadas a la consciencia de las circunstancias actuales. De esta manera las energías de la juventud se enfocan para crear identidades que reconfiguren el territorio en el respeto, el cuidado y el amor a la vida, despertando sentido de vida y realizando el Ser en sus expectativas profundas. De empleados a líderes, a protagonistas de la aventura humana en la superación de sí misma, a compositores, creadores y artistas del habitar: Guardianes del territorio.